No quiero ser madre miedos
Sinceramente siempre he sido de las que decían de manera orgullosa “nunca tendré hijos/as” ¿te lo puedes creer? Pues sí, nunca he querido hasta que empecé con mi chico.
Me encantan y siempre me han encantado lxs niñxs pero claro, lxs de lxs demás. Para mi siempre ha significado, y significa, una gran responsabilidad y un cúmulo de nuevas experiencias que se salen de mi “zona de confort” tan sosegada -ejem, a mi ritmo- y tan manejable. Además me precede una experiencia bastante negativa con respecto a mi infancia, siendo hija de padres divorciados, que me hace pensar si la decisión de tener hijxs significará hacer infeliz a una persona que he creado yo misma (con ayuda de mi pareja obviamente).
Sí, era bastante pesimista, sobretodo conmigo misma, pero es lo que pensaba! Sin embargo cuando conocí a mi chico todo cambió en mi forma de pensar. 
Me enamoré de una manera muy diferente a las que conocía (será que esta es de verdad!) Todo me asustaba y me sentía tímida, cuando para nada la timidez es una característica propia de mi personalidad! Todo me descolocaba, no me reconocía. Los nervios que sentía eran propios de una adolescente, quedar con él era un chute de energía para mi organismo, porque fuese a la hora que fuese yo ni tenía sueño ni tenía planes (ya me había encargado de no tenerlos)
Todo el inicio fue muy despacito, con respeto en todos los sentidos, poco a poco. Pero a la vez muy rápido porque nos estábamos conociendo y abriendo de manera muy sincera y a diario conversábamos.
Después de unos meses me presentó a su hija y me enamoré de ella al instante. Me encantaba estar con los dos! Empecé a sentirme madrastra…
Llegó un día en el que me puse a pensar seriamente y sin quererlo:

Él tiene una hija, y si tiene una hija, quizás ya no quiera más… ¿Querrá? pero qué digo,  y yo ¿quiero tener hijos/as?

Ay madre! un par de preguntas de tanta importancia cuando jamás me lo había planteado! Porque supuestamente lo tenía claro! Yo no quería tener hijos/as!
Pero no, no lo tenía claro. Empecé a desear ser madre en un futuro. Lo importante que era eso para mi no lo podía comprender.

¿De pronto me viene el instinto maternal? Que ahora no quiero, pero no me quiero ir de este mundo sin ser madre y ver crecer a mi hija/o.

Todos esos sentimientos eran muy nuevos para mi. Creo que el hecho de tener a la hija de mi chico con nosotros influyó mucho en mis deseos futuros… El hecho de verme tranquila, amorosa, capaz… De sentirme querida por ella de forma especial… Muchas cosas!
Pero claro, ser madre no es moco de pavo! Para mi hay miles de preguntas y de dudas con respecto a ser madre! No tantas pasados los 5 años, porque estoy al lado de la nena desde sus 4 años, pero sí en tema embarazo y primeros meses! Y vaya, que ser madrastra no es lo mismo que ser madre, por la total responsabilidad que esto significa, si o no? 🙂 Como siempre digo y diré, madre no hay más que una!!


Hoy he querido abrirte un poquito más mi corazón para compartir las dudas más importantes que me asolan cuando pienso en ser madre, estos son mis “malos pensamientos”:

 Cuando quiera por fin quedarme embarazada, no poder conseguirlo.

Sufrir un aborto.

Tener un parto horrible.

Tener depresión post-parto.

Que mi hijo o mi hija tenga problemas de salud, graves o molestos…etc.

Ver sufrir a mi hijo o hija, o lo que es peor , ser la culpable de su sufrimiento!

Que en la adolescencia se me pierda por “el mal camino”.

Padurariu Alexandru – Unsplash
Pero también me pregunto lo más importante…
Y si nada de esto pasa?



Bueno, a modo cronológico aquí te expuse mis dudas más actuales, y eso que todavía no quiero ser madre! Sé que quizás suena muy pesimista, y lo es, pero no solo pienso en cosas malas, si no todo lo contrario, existen un montón de pensamientos optimistas y preciosos que ganan sin duda a estas frases tan feas que te he listado… Pero también cuentan y están ahí!

Si todavía no quiero ser madre es por los temores que te he expuesto y porque no creo que sea el momento. 

Para mi también es importante pensar en la hija de mi chico, porque creo que no estamos en el momento ideal para todos de tener un nuevo miembro en la familia. Aunque ya sé que es cierto lo de que si piensas en cuándo puede ser el mejor momento quizás no llegue nunca, pero a mi modo de verlo y por el caso particular que vivimos mi familia y yo, no es el momento :p

También lo expongo para aquellas personas que están como yo. Realmente no son dudas que me condicionen, pero sí que sé que hay a muchas mujeres que sí. Confieso que me preocupan, pero lo natural. Seguro que alguna mami sabrá dedicarme algunas palabras para no pensar en estas cosas, sobre todo aquellas que han pasado por algunas de mis suposiciones, porque sí que es cierto que, lo único que no se puede remediar es la muerte propia, del resto toca seguir para delante , luchar y superarse día a día.

Hago un llamamiento a todas aquellas mamis que ya lo son pero que algún día no lo fueron para que me contéis si estas dudas e inseguridades son normales o soy un bicho raro con el rabo entre las piernas 🙂
También a todas las que todavía no son mamis o que no quieren serlo, ¿cuales son tus motivos?

Menos mal que la comunidad maternal es enorme y también puedo apoyarme en todas esas personas que trabajan de forma voluntaria cada día en su blog compartiendo sus experiencias, tips y consejos para que personas como yo, llegado el momento, sobre embarazo y primeros meses me puedan aconsejar, de madre a madre!! Gracias por anticipado! 😉

Un post que realmente me ha emocionado y que te recomiendo 100%, por la sinceridad, el compromiso hacia sí misma que ha sentido, su gran voluntad y su propia experiencia es este:

 
por lucía de
mamá y a lo loco!!
Además quiero aportar un reportaje muy interesante para aquellas mujeres que quieran ser madres pero no tengan pareja o que tengan una edad complicada y duden de las posibilidades de que su embarazo salga bien. Si quieres ser madre soltera este reportaje es para ti sin duda.
 
imagen reportaje madres solteras por decisión propia
y tú qué me cuentas? 

 
 
NO QUIERO SER MADRE  ¿Seguro? 
Si Tienes algún  articulo o entrada  (sea escrita por ti o por otra persona)  
Relacionada con la superación o vivencia de alguno de estos miedos, o que estea  relacionado con este tipo de dilemas, puedes poner el enlace aquí debajo dándole a ADD YOUR LINK.  Crear un lugar lleno de recursos para todas las personas que qienen dudas sobre ser madre.

Si ya eres de Madre / Padre y también blogger /a y no tienes un post que nos quite el miedo al resto, quizás esta sea una buena ocasión para hacerlo, no crees? Luego pásate y pon el enlace aquí 🙂

Si todxs hacemos piña y nos apoyamos será mucho más fácil ¿no? Quizás tu aporte anime a alguna mujer a ser madre !! Aporta tu granito de arena para subir la natalidad en el mundo! 🙂 
 

Imagen de fondo de Nitish Kadam – Unsplash

12 Comentarios

  1. Jajaja, pues claro que quiero ser madre!! lo que pasa que creo que no es el momento… y además pues esas dudillas se lo ponen más difícil a una… pero muchísimas gracias por tu comentario!! Qué apoyo más grande! 😀 Estoy segura que no solo me están ayudando a mi, gracias!
    P.D- no veo tu link¡ 🙁

  2. Vaya!! tendrás mucha fuerza y valentía para superar todas esas barreras de la vida!! Enhorabuena, tu esfuerzo se ha visto recompensado! 😀 Alee, y al final mellizos!! QUé alegría!!
    La verdad que me ayudan mucho vuestros comentarios, muchísimas gracias! 🙂

  3. Ay! Esas dudas nos surgen a todas, pero si estás a la espera de resolverlas nunca te decidirás, y como ves es lo más maravilloso del mundo, lo estás viviendo con tu hijastra… Está claro que es un camino lleno de miedos, dudas, pero a su vez taaaan bonito y gratificante… Yo sufrí un aborto ( te dejo el link por si es lo que buscas) y hoy por hoy tengo un precioso bebé arcoiris que me da la vida. Así que yo creo que si te las estás planteando… Es porque en el fondo ya lo quieres 😉 Y no te angusties, cuando nace un bebé, nace un mamá.

  4. Todas esas dudas también las tuve yo!
    Las 7!!! Enserio.
    Y he vivido varias de ellas, 5 años de intentos con tratamientos, 2 abortos, un parto complicado, el nene 15 días en neonatos… (parece deprimente, no?)
    Pues nada más lejos!!!
    Volvería a repetir toooodas y cada una de las cosas que me han pasado si el resultado volvieran a ser Carla y Nico mis mellizos. Es precioso!
    Si te ronda la cabeza, lánzate a la piscina, dudas tenemos todas! Y tranquila sabrás hacerlo, serás la mejor mamá para tus hijos!

  5. Anda¡¡, no me digas¡? Entonces me entiendes perfectamente! Pues si Nuria, se les quiere tantísimo… que no soy madre y ya te digo que nunca he querido de esta forma a nadie… y eso que tengo un hermano de 11 años, pero es diferente, aunque les quieras muchísimo, siempre es único.
    Gracias de corazón por tu comentario <3 🙂

  6. Sí, no? después tienen que ser todo alegrías como las que me da mi hijastra! 🙂 Pues me estáis ayudando mucho! 🙂 Claro que es un tema de constante labor, pero bueno, creo que tampoco se siente una atada… por lo que voy descubriendo¡ claro¡
    Gracias!

  7. Qué bonito leerte, Mónica. Me has recordado sentimientos vividos. A mí también me hizo querer madre una nena que conocí con dos añitos. Mi hijastra. 🙂
    La gente se empeña en que una madrastra no quiere igual que una madre… y probablemente tengan razón. No quiere de la misma manera. Pero la manera en que quiere puede ser mucho más intensa de lo que quien no lo vive pueda llegar a imaginar. Tú sabes 😉 Un abrazo! nuria

  8. Pués a mi no me gustan especialmente los niños ni he sido muy niñera, pero quería conocer la maternidad y desde ese momento te surgen esas dudas, pero cuanto más te ancles a ellas, peor porque los niños no vienen. Dejarse llevar y confiar es lo mejor.
    Para mí tener a mi hijo ha sido como tú dices con tu hijastra, un amor a primera vista. Aún así, es un trabajo de 24/7 muy laborioso, porque la maternidad se trabaja día a día. Tener hijos es muy fácil, pero criarlos no es una vanalidad.
    Un besazo!

  9. Yo si quiero ser madre, y no llega es frustante aveces, también e sufrido un aborto y es lo peor que e vivido, pero sigo adelante porque aunque como tu tengo dudas, y ahora me surgen otras, pero eso no me va a detener y al final conseguiré ser mama, un saludo.

  10. Qué razón tienes Bea!!hay que plantear las cosas como pequeños retos a superar!!
    Mis dudas son normales no? ya me parecía jaja.. pero cuando una se siente así pues se cree que es un bicho raro… jeje
    Muchísimas gracias por tus palabras <3

  11. Que tonti! esas dudas le surgen en un momento u otro a todo el mundo, a todo. Pero parte de la madurez en esta vida es seguir tus deseos y tus instintos y afrontar lo que venga. Y si un día caminando por la calle te cae una teja y te quedas en el sitio>? Vale, es exagerado, pero con el ''y si'' nunca vamos a ninguna parte. Hay que luchar por lo que se quiere y por lo que se sueña o desea. Tus miedos y tus dudas son muy razonables y muy lógicas, pero hasta que no vayas pasando por cada una según el momento, no estarás más tranquila.
    Que esas dudas sean tus metas y no tus miedos. Cuando perdí mi primer embarazo tenía miedo del siguiente, pero me marqué metas: pasar de las 6 semanas, pasar de las 12 semanas, llegar a las 20 semanas, las 25, las 28… Para mi las tres cuartas partes del embarazo eran metas a superar, y el parto otro, y la lactancia otra… Y así todo. Si llegas la recompensa es enorme, de satisfacción, pero surgen nuevos obstáculos siempre.
    La responsabilidad es muy grande, claro que sí, pero debe ser un hecho natural. Lo haremos muy bien en unas cosas y fatal en otras, lo importante es reconocerlo llegado el momento. Nuestros hijos aprenderAn muchas cosas nuestras y otras las aprenderAn a lo largo de su vida comentiendo sus propios errores, entre ellos las adolescencias.
    Desde luego, y aún con todas las cosas negativas que viví en su momento en todo el proceso, yo repetiría una y mil veces porque tus hijos son y serán lo más grande de tu vida. Y te aseguro que eso, merece la pena SIEMPRE.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here</