desmontando mitos sobre la adolescencia
Parece que cuando crecemos y dejamos atrás la adolescencia nos olvidamos de ella por completo. No es algo que queda tan lejano, porque realmente es un proceso, una transición larga en la vida. Pero por alguna razón, nos olvidamos de forma sorprendente de quien fuimos en la adolescencia, cómo la vivimos y como nos afectó. Por ese motivo creamos falsos mitos sobre la adolescencia.
De pronto somos adultas protestonas que no dejamos de decir “esto cuando yo era joven no pasaba” o también “yo nunca hice eso, pude hacer esto otro, pero eso? Nunca” y un montón de cosas por el estilo que parece que de pronto nadie tuvo adolescencia. Nos parece algo tan extraño que solemos alejarnos de ese adolescente, pasar de él, evitarle, dejarle hacer lo que le de la gana, o ser demasiado autoritaria y andar a gritos todo el día. Desesperada, sin ningún control sobre nuestra gestión emocional, harta y con las llaves de casa en la mano para que no se largue a casa de sus amigos cuando está castigado. Hasta eso y más se puede llegar.
Es muy heavy pero existen casos y casos. Casos en los que favorecemos , los mismos adultos, que en la adolescencia se expongan a situaciones de riesgo con actitudes de más riesgo todavía.
Se nos olvida que son niños y niñas en desarrollo que tienen todavía que desarrollar un montón de habilidades. Sin ir más lejos uno de los procesos mentales que están aprendiendo es el de tomar decisiones racionales. Pero antes de eso tomarán mejores o peores decisiones guiados por su parte emocional e ignorante, sin experiencia y con alto estímulo cerebral que le lanza a actuar antes que pararse a pensar. Todo esto ocurre mientras tú piensas que todo lo hace por inmaduro, irresponsable, porque es egoísta…etc. Te olvidas de que tú pasaste por lo mismo, en menor o mayor grado y profundidad, pero fuiste adolescente.
Se nos olvida ponernos en su lugar, empatizar y recordar que todos pasamos por esta etapa. La forma en la que acompañes esta transición, como adulto/a, influirá directamente en sus conductas y en su búsqueda dentro de esta etapa tan especial y única.
Además también es posible que traslademos nuestras inseguridades en forma de frustración,  rabia, ira… comportándonos incluso peor que las/os propios/as adolescentes.
Nuestra forma de entender la adolescencia, ya sea la que hemos vivido en carnes, como la de nuestros/as hijos/as o nuestros/as alumnos/as, tiene una gran importancia y repercusión en como nos sentiremos y cómo haremos sentir a las personas que viven esta transición. Por lo tanto debemos entender qué sucede realmente durante esta etapa, los cambios que se llevan a cabo. Lo primero que debemos hacer es deshacernos de prejuicios y falsos mitos sobre la adolescencia que lo único que consiguen es distorsionar la verdadera esencia de más de 10 años de nuestra vida.

Los 6 peores mitos sobre la adolescencia

1.-  Los Adolescentes tienen las hormonas disparadas y se les va la cabeza

Se conoce perfectamente que en los inicios de la adolescencia también se da lugar la pubertad. Esto significa que nuestro cuerpo empieza a producir una cantidad de hormonas que antes no producía. Empezamos a sentir emociones nuevas relacionadas con nuestra parte sexual y que por lo tanto necesitaremos adaptarnos al cambio y aprender a reconocernos dentro de este nuevo ser.
¿Esto significa que seré una persona impulsiva e irracional? No necesariamente. De hecho podremos poner ejemplos de personas introvertidas que no llevarán a cabo esta actitud si no todo lo contrario, se esconderá del mundo.

Por lo tanto, aunque es cierto que los cambios hormonales y la necesaria adaptación a sus cambios físicos y biológicos pueden dar lugar a situaciones más intensas y conductas más impulsivas, la dificultad a la hora de racionalizar, ser cautas y lograr una buena gestión emocional son habilidades de las que cualquiera puede carecer, no sólo las/os adolescentes. Lo que ocurre es que ellas/os tienen razones para ser así,  que les acaba de saltar el interruptor del cambio. Se necesita una educación emocional y una escucha activa en este sentido, pero como puede pasarle a cualquier persona adulta con carencias intrapersonales o interpersonales.

2.-  Los Adolescentes son rebeldes sin causa

《Según un estudio realizado por los neurólogos Jay Giedd y Paul Thompson, del National Institute of Mental Health, de la Universidad de California, el área del cerebro especializada en dotar de prudencia a los comportamientos no madura plenamente hasta los 25 años 》

A esto le podemos sumar la parte cerebral prefrontal sin desarrollar relacionada con el razonamiento, la voluntad y el autocontrol.
¿Si eres consciente de que una persona todavía no ha desarrollado ciertas habilidades que le permiten llevar a cabo una conducta concreta se lo exigiría? Si la respuesta es afirmativa entonces tampoco podrás entender por qué los peces no sobreviven fuera del agua. Simplemente va en contra de su propia naturaleza.
Por otro lado está la necesidad de encontrar experiencias libres de la protección familiar en la que sean las/os adolescentes desde su propia vivencia las/os que tomen sus decisiones y formen su propia personalidad. Algo muy natural y positivo.

3.-  Son personas inmaduras y la adolescencia es el proceso de maduración

No podemos basar nuestro concepto de adolescencia únicamente en el hecho de que es un proceso de maduración.  Está comprobado que los/as adolescentes nos dan mil vueltas en memoria, inteligencía y percepción. Personalmente creo que es porque es como una persona sin corromper socialmente, una persona que empieza a ser más individual que familiar  porque buscar ser social,  que quiere desarrollar sus valores, experimentar sus propias decisiones y cuestionarse todo lo que le interese. Y lo hace, prácticamente sin ningún miedo ni tabú.
Esto es sinónimo de vida.
La inmadurez – sin ánimo de ofender – puede darse en edades mucho más altas de las que trata la adolescencia. Es más,  existen personas que nunca han dejado de ser inmaduras, y otras que simplemente han pasado la adolescencia como una etapa que superar.
Si vamos a crecer pensando que la adolescencia es un reto duro y cruel que la vida nos pone en el camino probablemente nos cueste encontrar la forma de aprovecharla y usarla/disfrutarla en beneficio propio.
Como reflexión quiero dejar constancia de que en ciertos países no existe un término concreto para esta etapa de la vida, la adolescencia. Puede que sea por que es una experiencia integrada en nuestra vida. Eso me parecería lo más sano y natural.

4.- La adolescencia requiere pasar de la dependencia a la independencia y ya no necesitan a los adultos

Este es uno de los pensamientos más equivocados. No sólo pensamos que alejarnos e ignorar en parte a esas personas en plena adolescencia será la mejor opción, sino que les haremos responsables, de forma repentina, de muchos detalles que nunca les mostramos ni enseñamos, ni,  mucho menos, les exigimos.
Las conductas que nos hacen creer que ya no nos necesitan no buscan alejarnos de ellos/as, más bien intentan acercarse al mundo. Para esto necesita crear nuevas relaciones sociales, trabajar la amistad, experimentar con las habilidades sociales sin la sobre protección de la familia y conlleva también retarnos contrviniendo ciertas normas o reglas. No por “menospreciar” nuestro apoyo o ayuda, si no por esa necesidad lógica de ser un individuo y crear sus propias experiencias.

5.- Hay que dejarlos , es normal que todo les moleste

No es normal ni hay que ignorarles. Esto es como en cualquier edad. Cuando una persona se aísla o todo le resulta indiferente es que existe algún conflicto interno, algo que interrumpe su disfrute de la vida. Si todo le molesta puede que sea porque algo le está incomodando,  sea de tu actitud o de su propio ser o experiencias.

6.- Tiene que comer más porque va a pegar el estirón

El requerimiento nutriciónal en la adolescencia es mayor por todos los cambios fisiológicos que experimentan, no obstante no hay que obsesionarse. Lo que necesitan es comer de forma equilibrada y con gran aporte de nutrientes. Lo que viene siendo una alimentación saludable.
Las personas debemos comer 5 veces al día de forma equilibrada y variada. No debo tener la falsa creencia de que , como es adolescente, puede comer 3 hamburguesas en un día,  todos los días carne, abusar de las chucherías o refrescos… Solo porque crecerá.
En estas edades se crean unos patrones sociales de alimentación muy poco saludables; el abuso de dulces o hidratos de carbono, malas proteínas, refrescos con mucho azúcar y gas, bolsas de patatillas, hamburguesas, gominalas, frutos secos en consumo exagerado…etc. En general poco beneficioso para su desarrollo y sobretodo para la adquisición de hábitos saludables.
También debemos tener en cuenta la importancia social hacia la imagen y controlar que no exista una preocupación exagerada por la alimentación. Normalizar la alimentación como una preocupación por la salud, no por la imagen ni el físico.
Resumiendo, la alimentación siempre que sea saludable y equilibrada, con 5 comidas al día,  no hace falta un aumento de la ingestión,  si no que es algo que tiene que ver con la propia persona y su metabolismo. Así también la cantidad.

En fin, aún nos queda mucho por descubrir pero mientras tanto, ahí se esfuman 6 grandes mitos sobre la adolescencia.

¿Conocías estos mitos? ¿Te creías alguno? ¿Cual?  👍👧💬

Fuentes de información que he ojeado para redactar este post:

  • https://es.slideshare.net/mobile/gladyssullonleon/adolescentes-mitos-y-realidades
  • http://adolescentes.about.com/od/sexo/fl/Mitos-sexuales-en-la-adolescencia.htm
  • http://tuadolescente.com
  • http://www.muyinteresante.es/curiosidades/preguntas-respuestas/ilos-adolescentes-son-rebeldes-sin-causa
  • https://www.aceprensa.com/m/articles/el-mito-del-cerebro-inmaduro-de-los-adolescentes/
  • http://www2.uned.es/pea-nutricion-y-dietetica-I/guia/etapas/adolescencia/index.htm
  • Libro: Tormenta cerebral , por Daniel J.Siegel

4 Comentarios

  1. Muy buen articulo,creo que una charlita dirigida a los padres seria estupenda y ayudaría a muchos,animo
    Las ampas estiman encantadas de escucharte

  2. Jaja gracias Elvira! 😍
    La verdad es que seguro que hay muchos mitos más … Pero en fin, estos creo que son los más "graves" y generales.

    El 5 la verdad que podría extenderme mucho con él… Pero da para otro post jaja

    Gracias por pasarte.
    Muack

  3. Bueno, articulazo!! Y ese punto cinco…, con todo lo que estamos viviendo en la actualidad en relación al bullying, a los estereotipos de género, a lo que también comentas sobre la imagen, … Me ha encantado ver este punto de vista tan natural y tan empático!! Pero cómo no coincidir contigo, si todo lo comunicas así, Mónica, desde la empatía!!! Felicidades!!

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here